lunes, 31 de marzo de 2008

/ Juno /

2008-03-15
En un cine acabo de ver Juno, de Jason Reitman. (Ahora estoy almorzando en un bar.) La síntesis final es que no me inspira ningún comentario. No tendría que estar escribiendo esto. Sólo por afán de coleccionista… Los personajes son cuatro: dos parejas, una adolescente y otra adulta. Digamos, A y B, donde A es la protagonista, Juno, de 16 años; y C y D, donde C es una mujer que quiere tener un hijo y no puede. B y D son varones. A quedó embarazada de B; A quiere entregar el hijo en adopción a C y D; C y D se separan; A entrega el hijo a C y se queda con B. Ése es el argumento de la película. Y no hay nada más. No hay nada escondido, digamos. El interés está en las emociones (la película es ágil y fresca y, en algún momento, conmovedora) y también en el carácter pintoresco de Juno. Y nada más… No sé qué decir. La película es simpática y buena (por más que el intento de ironía chispeante a lo Woody Allen me resultó bastante incómodo), pero me ha dejado con una sensación de vacío. Como si toda la película fuera fortuita o injustificada. ¿Qué me quiere decir? ¿De qué me quiere hablar? ¿De la maternidad? ¿Del embarazo adolescente? ¿De la adopción? ¿De la adolescencia? ¿De una adolescente? ¿De ciertos grupos sociales estadounidenses? Creo que la película no me quiere hablar de nada, y ahí está el problema. Es una película sin tema. Ahora (mientras escribo en esta mesita de bar) me doy cuenta de que ésa es la vacuidad: hay un argumento bien armado, hay un personaje interesante (Juno), hay una actuación carismática de Ellen Page, hay un estilo agradable, hay emociones, pero no hay tema. En el centro de todo hay un hueco.

(A la noche, ya acostado:) Sigo pensando. Creo que en el centro, en vez de un hueco, puede haber una propuesta moral: Si no somos suficientemente maduros para criar un hijo pero la fecundación ya sucedió, lo mejor no es matarlo ni tampoco criarlo, sino entregárselo a alguien que quiera y pueda criarlo.

Imdb
Juno / La joven vida de Juno
2007
Jason Reitman
Ellen Page

No hay comentarios: