lunes, 31 de marzo de 2008

/ Mal gusto /

2008-02-13
Hoy vi Mal gusto de Peter Jackson. ¿Qué puedo decir? Es una película infantil en el buen sentido de la palabra: Jackson juega como un chico. Imagina monstruos muy feos, personajes muy tontos, crímenes muy sangrientos, escenas muy ridículas, y se ríe, como los chicos. La película es de cuarta, y no aspira a competir con Bergman, pero la imaginación de Jackson pulula permanentemente. Aunque las tripas y cerebros derramados puedan sugerir lo contrario, Mal gusto es una película sana. El que la hizo está feliz.

No hay comentarios: