jueves, 3 de julio de 2008

/ Braindead /

2008-06-16
Me ha gustado mucho. (Ya la había visto, pero sin subtítulos.) Pertenece al mismo género que Bad taste: el buen humor, el humor sano, pero Braindead es mejor. Y todo es una metáfora psicológica: una lucha contra la Madre castradora y otros monstruos sociales. La imaginación de Jackson es incesante. El ritmo no declina hasta el final. El bebé más odioso de la historia del cine está en Braindead.

No hay comentarios: