sábado, 14 de julio de 2012

/ Fucking Åmål /


2008-03-09
Vi de nuevo Fucking Åmål. Se me ocurrió traducir los subtítulos del inglés al castellano. Me llevó dos días. Para hacerlo, tenía que ir viendo escena por escena. Cuando terminé, vi la película completa. Ese ejercicio militar me permitió descubrir muchos detalles que se me habían escapado. (Un ejemplo: cuando Elin va a cortar la relación con Johan Hult, lo llama al celular de Markus. La musiquita del celular es la del Himno a la Alegría...) Y, aunque ya estoy ajando la rosa que venero, sentí otra vez el gusto de mirar una película muy buena. Salvo que ahora la vi más adolescente que nunca. Y otra cosa: yo modifiqué con alguna libertad los subtítulos; en el futuro, la tiranía del autor va a desaparecer.

No hay comentarios: